En la actualidad existen numerosas opciones para las personas que están buscando un método anticonceptivo. Estos incluyen: píldoras, métodos de barrera como el preservativo, e incluso opciones más permanentes como la cirugía.

Esto significa que existe un método anticonceptivo que se adapta a los gustos y necesidades de prácticamente todo el mundo.

En este artículo vamos a hablar sobre los diferentes métodos anticonceptivos y cómo funcionan. Los hemos dividido en la siguientes categorías:

  • No-píldoras

  • Métodos de Barrera

  • Píldoras

  • Métodos Permanentes

No-píldoras

Los métodos de No-píldoras incluyen:

  1. Implantes
  2. Inyecciones
  3. Anillos Vaginales
  4. Dispositivo Intrauterino (DIUs)
  5. y ‘Sistema Intrauterino’ (SIUs)

 

Implantes

El implante anticonceptivo es un tubo flexible de tamaño pequeño (40mm) que se inserta debajo de la piel de la parte superior del brazo.

Previene el embarazo liberando una cantidad constante de progesterona. Esta hormona impide que se libere el óvulo desde el ovario, provoca un espesamiento del moco vaginal y estrecha el endometrio haciendo que sea más dificil para el óvulo implantarse ahí.

Según la Asociación de Profesionales de Salud tiene una eficacia de más del 99 por ciento en la prevención del embarazo.

Esta normalmente recomendado para mujeres que no pueden tolerar los estrógenos y para aquellas que no desean quedarse embarazadas en un periodo largo de tiempo ya que el implante puede dejarse por un periodo de hasta tres años.

Usar el implante significa que no te tienes que preocupar por quedarte embarazada mientras el implante esté colocado, pero lo niveles de fertilidad deberían volver a su normalidad tan pronto como este se retira. Aquellas mujeres que experimentan menstruaciones dolorosas pueden notar como lo síntomas se reducen mientras usan el implante anticonceptivo.

Inyecciones

La inyección anticonceptiva es un método altamente eficaz en la prevención del embarazo el cual solo requiere un aplicación cada 12 semanas aproximadamente. Cuando se usa correctamente ofrece una eficacia de más del 99 por ciento en la prevención del embarazo. La progesterona se administra mediante una inyección y se libera gradualmente en el sistema para prevenir la ovulación, espesar el moco cervical y estrechar el endometrio.

Al igual que el anterior, este método es el elegido por muchas mujeres que no quieren tener que tomar una píldora todos los días o que no pueden tomar productos con estrógenos.

Los pacientes que están pensando en tener hijo en futuro cercano podrían tener que considerar otros métodos alternativos ya que tras usar las inyecciones, puede llevar varios meses recuperar los niveles normales de fertilidad.

Algunas mujeres podrían notar que los síntomas menstruales se hacen más fuertes por un periodo de tiempo, pero las mayoría notará una reducción en los síntomas e incluso podrían llegar a desaparecer del todo.

 

Anillo Vaginal

El anillo anticonceptivo, conocido comercialmente como NuvaRing, es un anillo pequeño (55mm de diámetro) de plástico plegable el cual es insertado en el interior de la vagina donde libera un mezcla de estrógenos y progesterona para prevenir el embarazo.

El anillo se deja en su sitio durante 21 días consecutivos, después es retirado por un periodo de 7 días en el que muchas mujeres experimentan el sangrado.

La combinación de los dos ingredientes es la misma que se encuentra en las Píldoras Anticonceptivas Orales Combinadas (PAOC) por lo que al anillo se le atribuyen efectos secundarios similares.

Por esta razón, las mujeres que estén en riesgo de experimentar trombosis deben busca un método anticonceptivo alternativo, porque al igual que la píldora combinada, el anillo anticonceptivo ha sido relacionado con coágulos de sangre y derrame cerebral.

Si se usa adecuadamente el anillo vaginal tiene un porcentaje de éxito del 99 por ciento, pero si no se sustituye después del periodo de descanso de siete días, las posibilidades de embarazo aumentan.

A diferencia de la píldora la cobertura del anillo frente al embarazo no se ve afectada en los periodos de enfermedad o diarrea.

Dispositivo Intrauterino (DIU)

En la actualidad la mayoría de los DIU son pequeños, del tamaño de una cerilla, con forma de “T”  hechos de plástico y cobre y son insertados en el útero por un profesional de la salud.

El proceso de inserción requiere de la ayuda de un profesional de la salud y puede durar unos 20 minutos, pero una vez que ha sido colocado el DIU ofrece protección frente al embarazo de manera instantánea. Esta protección la consigue creando en el útero un ambiente “hostil” para los espermatozoides.

Esto significa que existen menos probabilidades de que el espermatozoide penetre el útero, y cualquier óvulo que fuera fecundado tendría dificultades para implantarse en el delgado endometrio.

Todos los DIUs son extremadamente efectivo y tienen un porcentaje de fallo muy pequeño. El DIU forma parte del grupo de anticonceptivos reversibles de larga duración, y puede permanecer dentro del útero entre cinco y diez años, dependiendo del dispositivo en particular.

El médico puede no recomendar el uso del DIU a las mujeres que experimentan fuertes síntomas durante la menstruación ya que existen algunas posibilidades de que el uso del DIU empeore los síntomas.

 

Sistema Intrauterino (SIU)

El sistema intrauterino puede parecer similar al DIU, ya que también se trata de una pequeña pieza de plástico en forma de “T”, pero su principal diferencia reside en el modo de actuación.

El sistema intrauterino (SIU) también es colocado en el interior del útero y libera hormonas de progesterona en el cuerpo a través del útero. Esta hormona facilita un espesamiento en la entrada del útero haciendo que sea más dificil para los espermatozoides pasar, al mismo tiempo que se produce un adelgazamiento del endometrio lo que dificulta que el óvulo pueda implantarse.

En la actualidad existen dos tipos de SIU disponibles en el mercado; Mirena y Jaydess. Ambos son clasificados como anticonceptivos reversibles de larga duración y pueden permanecer colocados durante cinco y tres años respectivamente.

Mirena también se ofrece a las mujeres que tienen la menorragia (sangrado excesivo), ya que se ha comprobado que  mejora el  sangrado y la calidad de vida; como lo demuestra un estudio que fue publicado en el British Medical Journal.

El SIU es colocado en el interior del útero por un médico o enfermero y puede causar un poco de dolor o sangrado al principio, pero esto pasa relativamente rápido en la mayoría de usuarios.

El Sistema Intrauterino no debería interferir en la relaciones sexuales pero se debe enseñar al usuario a cómo sentir el SIU para saber si sigue colocado en la posición adecuada.

El Sistema Intrauterino es tan efectivo como la píldora y es elegido por muchas mujeres que no quieren tener que preocuparse a diario sobre el uso anticonceptivos.


Métodos Anticonceptivos de Barrera

Estos incluyen:

  1. Preservativo Masculino

  2. Preservativo Femenino

  3. Y Capuchón Cervical (diafragmas)

El Preservativo

El preservativo masculino es uno de los métodos anticonceptivos más usados en España.

Ofrece una alta eficacia en la protección del embarazo y numerosas enfermedades de transmisión sexual. El preservativo se coloca sobre el pene antes de tener relaciones para formar una barrera la cual previene que el espermatozoide entre en la vagina.

Una de la principales desventajas del condón en que tiene que se colocado antes de que el pene entre en contacto con la vagina. Algunas personas piensan que tener que parar para ponerse el condón puede “romper el momento”.

Los condones de látex tienen un 98 por ciento eficacia en la prevención del embarazo y la mayoría de usuarios no experimentan ningún tipo de efecto secundario.

Preservativo Femenino

Cuando se usa de manera constante y correcta, el condón femenino tiene una eficacia del 95 por ciento en la prevención del embarazo. El condón femenino se coloca dentro de la vagina para impedir que el esperma pase.

Manteniendo el esperma fuera del útero se consigue que ningún óvulo sea fecundado.

Este método anticonceptivo también ofrece protección ante un amplio número de enfermedades de transmisión sexual y se puede llevar dentro de la vagina por un máximo de 8 horas antes de tener relaciones sexuales; de esta manera no se tiene que interrumpir el sexo para colocar el condón.

El condón femenino, al igual que la versión masculina, no es reusable y se debe tirar después de su uso. No existe tanta variedad como el condón masculino, y su precio es un poco más elevado.

Capuchón cervical (o diafragma)

El diafragma y el capuchón cervical son opciones clasificadas como métodos de barrera femeninos y se usan con espermicida.

El usuario coloca el diafragma o capuchón dentro de la vagina para cubrir la cérvix con la intención de que el esperma no pueda pasar. Estas opciones son elegidas, en ocasiones, por encima del preservativo debido a que pueden ser colocados antes de la relación y pueden ser reusados una vez que se han limpiado.

Una vez dicho esto, es necesario saber que no ofrecen la misma eficacia que otros métodos de barrera; se estima que tienen un porcentaje de eficacia en la prevención del embarazo entre el 92 y 96 por ciento cuando se usan con espermicida.

La mayoría de usuarios no experimentan problemas serios de salud cuando usan el capuchón, aunque se ha relacionado el uso del diafragma con infecciones de la vejiga.

Algunas mujeres pueden encontrar dificil el proceso de inserción y el uso de espermicida; mientras que otras eligen esta opción porque ofrece protección a la mujeres que son alérgicas al látex.

Píldoras

Las opciones más populares son:

  1. La píldora combinada
  2. Y la píldora de progestágeno solo o minipíldora.

La Píldora Combinada

Conocida popularmente como “la píldora”, es un comprimido oral anticonceptivo de tamaño pequeño y toma diaria, que contiene un mezcla de dos hormonas femeninas artificiales, estrógeno y progesterona.

La píldora está disponible en diferentes versiones, algunas contienen diferentes cantidades del compuesto activo.

La combinación de hormonas impide que el ovario libere el óvulo. Esto significa que aunque el espermatozoide entre en el útero, existen muchas menos posibilidades de que entre en contacto con un óvulo y por tanto que lo fecunde.

La píldora combinada es uno de los métodos anticonceptivos más usados en España. Cuando se toma de manera correcta ofrece una protección del 99% contra el embarazo.

Algunas píldoras combinadas tienen el riesgo de causar trombosis (coágulos en la sangre), por lo el médico puede sugerir una alternativa si eres un paciente con alto riesgo.

Una ventaja de la píldora es que puede ayudar a las mujeres que experimentan periodos menstruales fuertes y puede ser recetada a mujeres que se han sido diagnosticadas con menorragia.

 

Píldoras de progestágeno solo  (PPS)

Las píldoras de progestágeno solo, también se conocen como “minipíldoras” y han mostrado durante los ensayos clínicos una nivel de eficacia comparable con la píldora regular.

Se debe tomar una píldora de progestágeno solo una vez al día sin periodos de descanso.

Actúa provocando que la cérvix produzca un moco más espeso, el cual previene que el esperma pueda pasar. Como las minipíldoras se toman todos los días, no es necesario interrumpir el sexo para tomar el medicamento (como sucede con los anticonceptivos de barrera)

Este tipo de píldoras no contienen estrógenos y pueden ser recetadas a mujeres que son intolerantes a esta hormona.

Existen algunas desventajas cuando se toma la píldora de progestágeno solo ya que estar enfermo o con diarrea puede afectar su funcionamiento; por lo que si experimentas estos síntomas en algún momento necesitarás usar un método de precaución extra como los anticonceptivos de barrera.

Métodos Permanentes

Estos incluyen:

  1. Esterilización femenina
  2. O Vasectomía

Esterilización Femenina

La esterilización para las mujeres involucra una operación bajo anestesia local o general.

El objetivo de esta intervención es la de bloquear las trompas de falopio para que lo óvulos no puedan pasar desde el ovario hasta el útero

Existen dos tipo de esterilización femenina: la primera se llama ligadura de trompas, y es cuando las trompas son bloqueadas con anillos o clips; La segunda es la esterilización histeroscópica, la cual involucra la inserción de implantes en la trompas, bajo anestesia local.

Las posibilidades de quedarte embarazada después de la esterilización son muy reducidas. La seguridad social estima que solo 1 de cada 200 mujeres se quedará embarazada en algún momento de su vida después de haber pasado por el proceso de esterilización.

El proceso de esterilización debe ser solamente considerado cuando se tiene claro que no se quiere tener hijos ya que tiene una gran eficacia y es muy dificil de revertir.

Todas las operaciones tienen un riesgo y la esterilización no es una excepción. Existe un riesgo pequeño de sufrir una hemorragia vaginal o interna, o que los implantes sean insertados de manera incorrecta.

Vasectomy

La vasectomía, o esterilización masculina, es una pequeña operación llevada a cabo por un cirujano en el sistema reproductor masculino.

La mayoría de vasectomías se llevan a cabo bajo anestesia local que se administra en la zona de los testículos. A continuación se hacen dos incisiones en el escroto. Esto permite al cirujano localizar los conductos seminales (o deferentes), que transportan los espermatozoides de los testículos al pene. Lo conductos son cortados y ligados. Las incisiones son, normalmente, cerradas con puntos absorbibles.

Este proceso bloquea de manera efectiva el paso de los espermatozoides por lo que no pueden llegar a la vagina, reduciendo de manera considerable las posibilidades de embarazo.

El urólogo le explicará con detalle la cirugía, asegurándose que entiende el procedimiento y las consecuencias. Su pareja puede estar presente durante la consulta si lo considera apropiado.

El porcentaje de fallo de la vasectomía es muy bajo, pero al igual que cualquier operación entraña sus riesgos.

Existe una pequeña posibilidad de que la operación pueda fallar, y los conductos se reconecten haciendo que el hombre vuelva a ser fértil.

El hombre también puede llegar a desarrollar problemas que van desde hematomas e infecciones hasta dolor testicular a largo plazo.

Si usted tiene preocupaciones sobre el procedimiento y los efectos secundarios, debe hablar sobre esto con su médico antes de la cirugía

 

Como puedes ver, existen diferentes métodos anticonceptivos disponibles para elegir. Tu decisión de elegir un método sobre otro puede venir influenciada por el modo de aplicación o componentes, si involucra cirugía o no, o si padeces algún tipo de intolerancia. Tu médico puede ayudarte a tomar una decisión.