La píldora anticonceptiva masculina es un tema bastante frecuente.

En la actualidad no existe este tipo de píldora. Sin embargo, es un área de en el que se está investigando de manera constante, y se espera que haya algunas opciones disponibles en el futuro.

Desde la introducción de la píldora anticonceptiva femenina en los años 60, las investigaciones y avances en anticoncepción masculina han ido fluctuando.

Esto es debido a una serie de razones, como la inversión realizadas por las farmacéuticas que se ha parado y continuado por momento, y la falta de un progreso aparente.

Métodos anticonceptivos masculinos disponibles

En la actualidad las opciones anticonceptivas para los hombres son comparativamente limitadas. Éstas incluyen condones, que es el método de barrera que además protege contra la mayoría de infecciones por transmisión sexual, ETS, y soluciones más permanentes como la vasectomía.

Otros métodos anticonceptivos no permanentes como las píldora, el parche anticonceptivo, el anillo vaginal, el DIU o la inyección son solo para mujeres

Los requerimientos de la Píldora Masculina

Para que la “píldora masculina”sea satisfactoriamente introducida, debe satisfacer ciertos criterios como la píldora femenina.

Lo primero, debe ser reversible, para que la capacidad de reproducción vuelva a la normalidad cuando se desee.

En segundo lugar, tiene que ser efectiva.

Finalmente, no debería tener riesgos significantes de efectos secundarios.

Debido a la desproporcionalidad de las opciones disponibles, Lisa Campo-Engelstein ha comentado en un ensayo publicado en el Journal of Ethic, que la responsabilidad tiende a caer más en los hombros de las mujeres.

Esta responsabilidad puede incurrir en citas médicas, tener que lidiar con efectos secundarios no deseados, exámenes y procedimientos invasivos y, por supuesto, estrés. También existe la posibilidad de que la píldora anticonceptiva no funcione, debido a una variedad de factores.

Cómo podría funcionar la píldora masculina

Las píldoras anticonceptivas femeninas contienen hormonas sintéticas, que alteran los procesos reproductivos normales en el cuerpo.

Un concepto similar se ha aplicado en la investigación de la píldora masculina; Se ha encontrado que la hormona femenina progesterona se puede usar para detener la producción de esperma.

Sin embargo, al mismo tiempo, también reduce los niveles de testosterona, que a su vez pueden afectar la libido y la densidad ósea. Para contrarrestar esta reacción, se necesitarían suplementos de testosterona.

Algunos estudios también han sugerido que este tipo de tratamiento no siempre inhibe lo suficiente el conteo de espermatozoides, lo que representa un riesgo de embarazo. Se piensa que esto podría estar vinculado a las diferencias en los grupos étnicos.

La investigación sobre las adaptaciones de esta forma de anticonceptivos ha continuado durante muchos años, pero un método aprobado aún no ha llegado a buen término.

Opciones no hormonales

La alternativa a interferir con la función de la hormona masculina es alterar físicamente los órganos reproductivos masculinos. Gran parte de la investigación se ha centrado en el conducto deferente, que es el tubo que transporta el esperma del testículo al pene.

Las técnicas se han concentrado en una inyección administrada al conducto deferente a través del escroto, conocida como inhibición reversible de esperma bajo guía (RISUG).

Un producto que aún se está realizando en varios estudios en India es Vasalgel, que recubre el interior de los tubos del conducto deferente con un químico que mata a cualquier esperma que intenta pasar.

Se administra una inyección adicional cuando el usuario masculino desea revertir el procedimiento, que elimina la sustancia química activa y permite que los nuevos espermatozoides permanezcan vivos y viajen libremente hacia el pene.

Otra opción no hormonal es el dispositivo intra-vas (IVD), un implante que tapona eficazmente el conducto deferente y evita que el esperma pase a través de él. Todavía se están llevando a cabo investigaciones adicionales sobre la seguridad y los efectos a largo plazo de este método para ver si es viable.

El bloqueo de proteínas es otra opción que se considera proteínas particulares utilizadas por el cuerpo en el proceso de lanzamiento de espermatozoides durante la eyaculación.

¿Cuáles son las probabilidades de que los hombres la usen realmente?

Si lo hombres usarían o no la píldora es un tema objeto de debate. Una encuesta sugería que el 50 por ciento de los hombres que usan en la actualidad un método anticonceptivo estarían abiertos a tomar la píldora masculina. La mayoría piensa que los hombres deberían tener más opciones disponibles que las actuales.

¿Cuándo se puede esperar su lanzamiento?

No está claro cuándo estará disponible, pero es seguro que aún estamos lejos de que los médicos puedan recetar la píldora masculina. Todos los medicamento nuevos tienen que completar rigurosos controles de evaluación antes poder poner a la venta un medicamento.

Le mantendremos informado.

Página revisada por última vez:  02/05/2019