Cada uno de nosotros hemos vivido con el famoso mito de Papá Noel. O hemos sido engañados por nuestros padres durante años o hemos reproducido la misma tradición con nuestros hijos. Esta pequeña mentira pertenece a la infancia, ¿verdad? No hace daño a nadie, ¿verdad?

En Treated.com, queríamos estudiar el tema. ¿Qué implicaciones psicológicas tiene la mentira de Papá Noel para nuestros hijos y cómo reaccionan a la verdad?

Todos sabemos (bueno, a lo mejor no) que Papá Noel nunca existió y fue creado en 1930 como parte de una inteligente campaña de marketing de Coca-Cola. Sin embargo, sería difícil imaginar la temporada navideña sin él. Pertenece ahora a la imaginación colectiva.

Durante las vacaciones, Papá Noel está en todas partes. Nos encontramos con él en la calle, en grandes almacenes, en eventos o celebraciones familiares ...

Los niños pasan horas cada Navidad escribiendo su carta a Papá Noel. Incluso se han habilitado direcciones a la que se envían las cartas de Papá Noel, ¡y desde donde te responden!

Pero ... ¿cuándo una mentira es demasiado?

Las consecuencias de la mentira de Santa pueden ser significativas. Ésta no es una historia que contamos de vez en cuando a nuestros hijos, como ocurre con algunos cuentos clásicos. Según se acerca Diciembre, Papá Noel está en todas partes: en la televisión, en Internet, en las tiendas ... Es un concepto de marketing muy rentable, claramente explotado por grandes compañías ...

Pero, ¿cuáles son las implicaciones de esta mentira en nuestros hijos? Los expertos todavía están algo divididos sobre este tema.

La autora Melinda Wenner Moyer opina que la mentira de Papá Noel ciertamente pertenece a la categoría de mentiras "buenas". Y, por lo tanto, no hay sentimiento de culpa cuando se cuenta la historia de Papá Noel a un niño. De hecho, este tipo de mentiras estimularía la imaginación de los niños y tendría muchas repercusiones positivas.

Sin embargo, no todos comparten esta opinión. Todos conocemos a personas que han experimentado la mentira de Papá Noel como un trauma, que aún recuerdan de adultos.

Para el Doctor David Kyle Johnson, el mito de Papá Noel no está justificado. Para estimular la imaginación, dice, el niño debe ser consciente de que Papá Noel no existe realmente. Es como si los niños estuvieran mirando a Star Trek y afirmando que la mesa del jardín es una nave espacial bajo la cual podrían buscar extraterrestres ...

Internet está lleno de historias de padres que cuentan a sus hijos que Papá Noel no existe realmente y que la reacción dista mucho de ser positiva.

También es muy fácil encontrar videos en Youtube sobre la mejor manera de decirle a sus hijos que Papá Noel no existe o conversaciones completas en los foros para padres.

El autor Según Scott C. Lowe, quien escribió un libro filosófico sobre la Navidad, cita como ejemplo el caso de un joven que defendió a su madre contra el resto de la clase al confirmar que Papá Noel existe porque su madre Nunca le mentiría. Ciertamente podemos imaginarnos cómo se sintió cuando descubrió la verdad ...

¿Qué traumas puede causar esto?

Está claro que la mayoría de los niños entre las edades de siete y nueve años (el período en el que generalmente descubrimos que Papá Noel no existe) no están traumatizados por este descubrimiento y no padecen ningún trastorno o estrés postraumático.

Sin embargo, entre todas estas ventajas y desventajas, no debemos olvidar el papel que jugó Papá Noel para nosotros o nuestros hijos. Papá Noel es el símbolo de la magia de la Navidad, que afecta tanto a niños como a adultos. No hay límite de edad para disfrutar de las alegrías de la temporada navideña. Al menos una vez al año, los adultos también necesitan magia, incluso si eso significa una pequeña mentira de Navidad.

Uno de los mejores consejos que probablemente podamos dar a los padres que están preocupados por no traumatizar a los niños es de tratar de no involucrarse demasiado en los asuntos de Papá Noel. Puedes decir que no sabes realmente si existe Papá Noel que tú nunca lo has visto y esperar a que tus hijos alcancen la madurez necesaria para descubrirlo por sí mismos. Y si tus hijos ya creen en Papá Noel, trata de mostrarles la verdad con la mayor delicadeza posible. Lo importante es no apresurarse.

Treated.com les desea una Navidad llena de salud.

Ho Ho Ho!