Documentales como los de Blue Planet han ayudado a aumentar la conciencia de los efectos devastadores que los plásticos están teniendo en la vida marina del mundo. Pero algunos científicos ahora también están preocupados por el impacto de los microplásticos en la salud humana; Principalmente a través de nuestra ingesta de ellos por el consumo de pescado.

En esta publicación, analizaremos esta teoría con más detalle y hablaremos con el director clínico de Treated.com, el Dr. Daniel Atkinson, sobre cómo el consumo de microplásticos podría afectarnos.

En primer lugar: ¿qué son los microplásticos?

Podemos pensar en los microplásticos de manera similar a la arena. Los granos de arena fueron en el pasado parte de una larga estructura de roca, y es el resultado de años de erosión y fragmentación – esencialmente descomponiéndose en piezas cada vez más pequeñas.

Lo mismo ocurre con los microplásticos y, al igual que la arena, no desparecerán pronto en el tiempo.

En un artículo publicado por National Geographic en el que se examinan los plásticos en los océanos, Elizabet Royte escribió que los microplásticos han sido encontrados en 114 criaturas marinas, la mitad de la cuales son consumidas por humanos. Los plásticos han encontrado la manera de llegar al océano, y a través de los peces que habitan en los mares, llegan también a nuestro cuerpo.

Ciertamente, en los países occidentales, donde las personas están cada vez más preocupadas por lo que entra en su comida, puede parecer extraño que el descubrimiento de microplásticos en nuestro sistema digestivo no sea una noticia más frecuente y mediática. Pero esto es probable porque la investigación en este área todavía es relativamente escasa.

Un estudio conjunto sobre microplásticos realizado por la Universidad Médica de Viena y la Agencia de Medio Ambiente de Austria estimó que "más del 50% de la población mundial podría tener microplásticos en sus heces", después de realizar un experimento que encontró 20 partículas microplásticas por cada 10 g de excremento.

¿Por qué son los microplásticos malos para el cuerpo?

En un informe anual, en el que se discutieron los impactos más amplios de la contaminación en la salud en general, el Director Médico del Reino Unido escribió sobre los microplásticos que "hay una ausencia de datos toxicológicos que ha impedido una evaluación de riesgos efectiva".

Sin embargo, el informe continuó destacando tres áreas principales de preocupación médica, que incluyen:

  • Toxicidad física, como obstrucción del intestino,
  • Toxicidad química que surge de los químicos liberados de las partículas que podrían ser monómeros plásticos, colorantes y plastificantes y;
  • Daño a los pulmones, como inflamación y fibrosis secundaria.

Otro aspecto de toxicidad física que plantea Elizabeth Royte es el potencial de daño hepático, que se observó en algunos peces que consumían plásticos tratados (aunque no se sabe si esto también sería un problema en los seres humanos).

"El informe del director médico señala que los riesgos no están cuantificados", nos dice el doctor Atkinson. "Así que en esta etapa, el impacto en la salud humana es en gran medida teórico".

'Pero al revisar el informe, parece que el tracto digestivo, los pulmones, el hígado y los riñones son las áreas del cuerpo que creen que podrían verse más afectadas. Por ejemplo, es posible que el "bloqueo del intestino" causado por el consumo microplástico a largo plazo pueda conducir a problemas de digestión e inflamación del revestimiento del intestino ".

"Y la toxicidad química causada por el consumo de microplásticos puede dar a los órganos que se ocupan de la filtración, como el hígado y los riñones, más trabajo por hacer". Pero, una vez más, en esta etapa, no está claro a cuánta presión adicional estarán sujetos estos órganos ".

¿Qué se está haciendo con el problema de los microplásticos?

Se estima que 12,7 millones de toneladas de plásticos entran en el oceáno todos los años, y está cifra está incrementando. La mayoría de estos se descompondrán y formarán microplásticos.

Si estás preocupado por lo que el impacto de los microplásticos puede presentar en tu salud, o el peligro que los plásticos presentan sobre el océano y la vida marina, haz lo que esté en tus manos para reducir el uso de plástico.

Algunas maneras en las que puedes reducir el uso de plástico son llevar botellas reusables para el agua y el café, evitar las pajitas de plástico o llevar bolsas de tela para hacer la compra…

Si todo el mundo pone de su parte, podemos reducir drásticamente la cantidad de plástico en el mar, y por lo tanto en nuestro cuerpo.