Si todavía te estás recuperando del final de Juego de Tronos y no estás del todo preparado para dejar de pensar en dragones, caminantes blancos y batallas épicas entre casas reales, no estás solo.

En Treated.com hemos pensado que sería interesante analizar el universo de Juego de Tronos desde un punto de vista de la salud.

Estrés

Cuando pones Juego de Tronos, puedes encontrar altos niveles de exposición al estrés que pueden tener un impacto perjudicial en la salud física y mental.

Toma por ejemplo la Madre de Dragones, Daenerys Targaryan. A lo largo de la serie, su personaje está sujeto a muchas situaciones estresantes.

La venden como parte de una transacción matrimonial a un líder brutal de la tribu Dothraki. Durante su vida suceden conspiraciones en Occidente, mencionemos a Robert Baratheon. Después de que Khal muere, ella guía a la tribu a través de los ardientes climas del desierto a medida que se acercan a la inanición, y la mayoría de esto ocurre antes de que lleguemos a la tercera temporada.

¿Pero qué le harían estos niveles de estrés al bienestar físico y mental? Bueno, el estrés crónico durante un largo período de tiempo puede causar problemas en los vasos sanguíneos y afectar la presión arterial.

Es probable que los Khaleesi hubieran sufrido dolores de cabeza, bajos niveles de  energía, problemas de digestión, dolores en el pecho y rápidos latidos cardíacos. Más severamente, incluso podrían haber desarrollado depresión e insomnio.

Comenzando desde la adolescencia, a través de una combinación de lo anterior, es posible que Daenarys no hubiera alcanzado los 30 años sin tener problemas de salud muy graves.

Si piensas que no estás manejando bien el estrés, no sufras solo. Habla con algún familiar o amigo para que puedan ofrecerte ayuda y consejo. Si el estrés tiene un impacto poco saludable en tu bienestar mental o físico, no dudes en coger cita con tu médico.

Consumo de alcohol

 

“Es solo vino”, dijo una vez Tyrion Lannister. Pero como todos sabemos, beber en exceso puede jugar un papel determinante en la esperanza de vida y salud mental. A muchos de los personajes de Juego de Tronos les gusta beber alcohol, pero los hijos de Lannister, Tyrion y Cersei, beben vino en exceso.

Vemos a Cersei beber vino tinto en muchas de las ocasiones que aparece en pantalla, y es probable que lo use como terapia para sobrellevar la muerte de sus hijos. No se recomienda beber a las mujeres más de 2-3 unidades de alcohol al día, algo que estamos seguros que Cersei sobrepasa.

Estos niveles de consumo de alcohol son muy malos para la salud y están asociados con un mayor riesgo de: problemas de hígado, cáncer, enfermedades del corazón, demencia y depresión.

Para mantener un riesgo bajo con el consumo de alcohol, es recomendable no beber más de 14 unidades a la semana. Además, éstas deben ser repartidas en al menos 3 días o más para que haya unos pocos días libres de alcohol a la semana.

Además el abuso de alcohol puede tener un impacto significante en nuestra salud física y mental. Tener problemas de adicción no es algo por lo que debamos sentirnos avergonzados, pero es importante hacer frente al problema. Habla con amigos y familiares y ten una conversación sincera. A continuación busca ayuda profesional.

Infecciones de Transmisión Sexual

En el universo de Juego de Tronos, los personajes tienen mucho sexo. Es probable que su comprensión de la anticoncepción y la propagación de las enfermedades de transmisión sexual sea muy limitada.

Personajes como Theon (antes de su desafortunado encuentro con Ramsey Bolton), Bronn, y, por su puesto, Tyrion llevan un estilo de vida muy promiscuo.

Ciertas infecciones de transmisión sexual no causan síntomas y sus efectos no supondrán una amenaza para la vida.

Sin embargo, en ocasiones pueden causar síntomas desagradables como mal olor, secreción de los genitales, y pueden llevar a la infertilidad.

Algunas ETS como las sífilis pueden causar una amenaza para la vida, por lo que puede sorprender que ninguna de las múltiples muertes en la serie tenga nada que ver con una infección de transmisión sexual.

Por suerte, en las últimas décadas, las investigaciones y tratamiento de las infecciones de transmisión sexual han avanzado significativamente y muchas personas del mundo occidental viven libres de ETS. Pero este no es el caso del universo de Juego de Tronos.

Muchos personajes que llevan vidas promiscuas correrían el riesgo de contraer no solo una, sino varias, infecciones de transmisión sexual. Si bien es evidente que tienen cierta comprensión de la salud y la medicina, si queremos que este mundo sea un equivalente histórico de la época medieval, es dudoso que exista una comprensión legítima de las ETS.

Un personaje como Tyrion, involucrado en relaciones sexuales sin protección con varias parejas de manera regular durante las primeras temporadas, habría contraído al menos una ETS (como la sífilis o la clamidia)