El 10 de Noviembre tenemos nuevas elecciones generales, de las que presumiblemente saldrá el nuevo Presidente del Gobierno. En Treated.com hemos querido analizar en detalle las demandas de este “puesto de trabajo” desde un punto de vista de la salud.

Mala Higiene del Sueño

No es necesario decir que el trabajo de un líder mundial o de un Presidente del Gobierno puede ser muy demandante. Cada Presidente del Gobierno tiene su propio método para controlar y sobrellevar las demandas del trabajo. Pero en general, un día típico puede involucra levantarse pronto, ver los periódicos y redes sociales durante el desayuno, una reunión estratégica por la mañana con el equipo de gobierno, a la que normalmente le seguirá llamadas de teléfono y reuniones a lo largo del día.

Esta descripción correspondería a un día relativamente sencillo para un Presidente del Gobierno. Esto no tendría en cuenta votaciones cruciales en el congreso, eventos nacionales e internacionales y crisis, viajes diplomáticos, visitas de estado, supervisar el gabinete y hacer campaña en las próximas elecciones autonómicas, nacionales o europeas.

Se dice que algunos Presidentes del Gobierno sobrevivieron con tan solo 4 horas de sueño por noche para dedicar más tiempo al trabajo. Sin embargo, ésta es una cantidad muy poco saludable. Diferentes personas necesitan diferentes cantidades de sueño, pero se recomienda un mínimo de 6-8 horas al día.

Alrededor de 1 de cada 3 personas sufre de falta de sueño, y puede tener muchos impactos negativos en la salud. Mentalmente, puede contribuir a sentirse de mal humor, somnolencia y provocar una falta de enfoque.

También puede poner a las personas en grave riesgo de padecer condiciones médicas físicas, como obesidad, enfermedades cardíacas y diabetes. También se piensa que contribuye a reducir la esperanza de vida.

El sueño es un momento activo para el procesamiento, restauración y fortalecimiento. El sueño ayuda a mejorar la concentración y la productividad, y fortalece el sistema inmunológico. Sin él, no podríamos conservar memorias a largo plazo en un proceso conocido como "consolidación".

Dieta Irregular

Podría ser bastante fácil imaginar que los Presidentes del Gobierno comen muy bien. En algunos aspectos, esto no está lejos de la verdad. Durante las visitas de estado, las reuniones diplomáticas en el extranjero y los lujosos eventos gastronómicos, es muy probable que coman alimentos ricos (pero no necesariamente saludables).

Sin embargo, los Presidentes del Gobierno a menudo están ocupados y en movimiento y, a veces, simplemente no hay un momento conveniente para comer algo. Esto puede hacer que los Presidentes del Gobierno coman de manera irregular o se salten comidas por completo.

Esta combinación de suculentas comidas de trabajo y comer de manera irregular o no comer en absoluto podría tener un impacto negativo en la salud de un Presidente del Gobierno. Comer una dieta variada y equilibrada es importante porque ayuda a proporcionar a su cuerpo todas las vitaminas y nutrientes que necesita para funcionar.

No comer una dieta equilibrada puede llevar a una serie de problemas de salud, y puede reducir la esperanza de vida.

Idealmente, deberíamos tomar tres comidas al día con un equilibrio constante de vitaminas y nutrientes. Saltarse las comidas, comer de manera irregular o no comer en absoluto tendrá un impacto serio en la salud física y mental.

Fatiga por los Viajes

Los Presidentes del gobierno están siempre en movimiento. Se espera de ellos que realicen muchos viajes internacionales.

Viajar por placer puede ser bueno para el ánimo, pero viajar demasiado puede tener un impacto negativo en la salud mental y el bienestar. Según ciertos informes, una cantidad excesiva de viajes relacionados con el trabajo puede aumentar los riesgos de depresión y ansiedad, tanto es así, que puede provocar depresión y ansiedad

Esto sin considerar los impactos negativos que tiene la sobreexposición a los viajes en avión. Los Presidentes del Gobierno vuelan bastante. Algunas áreas de preocupación para la salud son la trombosis venosa profunda y el jet lag.

A las personas que tienen ciertas afecciones médicas también se les recomienda no viajar en avión.

Excesiva Carga de Trabajo

Los Presidentes del Gobierno pasarán trabajando una cantidad de tiempo superior a la media. Esto implica una gran cantidad de lectura, revisión de escritos y artículos de noticias. La campaña también puede ocupar mucho tiempo del Presidente del Gobierno, al igual que hablar en el congreso, y reunirse con líderes mundiales.

Una carga de trabajo excesiva se ha relacionado con el estrés y la depresión. Si bien el trabajo es importante, también es importante encontrar tiempo para el ocio, el ejercicio y las actividades sociales. Un buen equilibrio entre el trabajo y el tiempo libre ayudará a mantener el bienestar y la buena salud mental.

El exceso de trabajo también puede llevar a un aturdimiento general, ya que el cuerpo está privado del descanso que necesita. Esto puede tener un impacto en la productividad. Por lo tanto, quedarse tarde o trabajar horas extras puede parecer una forma productiva de cumplir con los plazos o terminar un trabajo importante; pero en realidad, podría tener un impacto perjudicial en su productividad a la mañana siguiente y en los días posteriores.

Beber en Actos Diplomáticos

Si bien no es un requisito estricto del trabajo, mantener una buena relación durante las visitas de estado puede requerir beber una copa de alcohol o dos de manera frecuente.

Se recomienda que las personas no consuman más de 14 unidades de alcohol por semana. Beber más de lo que se recomienda puede crear un riesgo para la salud y el bienestar.

Algunas de las afecciones médicas que puede causar son:

• Cambios de comportamiento

• Cáncer

• Daños en el corazón

• Pancreatitis

• Infertilidad y disfunción eréctil.

• Infección pulmonar

• Diabetes.

Presión por Permanecer Popular

Un papel importante y difícil de desempeñar para cualquier Presidente del Gobierno es mantener el afecto y apoyo mayoritario de su partido y dirigir la opinión pública de una manera que considere a su partido, y al propio Presidente, de una manera favorable. Se sabe que algunos Presidentes del Gobierno en el pasado se han vuelto "políticamente aislados", lo que significa que simplemente carecen de aliados. Esto puede llevar a la resignación.

Sin embargo, los sentimientos de aislamiento y soledad también pueden tener un efecto negativo en la salud mental, lo que lleva a la depresión. La depresión puede tener un impacto en los patrones de sueño y la dieta de una persona.

Tratar la depresión como resultado de la soledad puede implicar una combinación de factores, como cambios en el estilo de vida, búsqueda de terapia y medicamentos con recetas.

Todo comienza con el simple hecho de hablar con un amigo o ser querido o consultar con el médico. Muchas personas esperan mucho tiempo antes de buscar ayuda, o nunca la reciben, lo que puede llevar a un deterioro en el estilo de vida y en el bienestar mental en general.