Decir que las redes sociales han revolucionado la forma en la que nos mantenemos en contacto con otras personas sería probablemente subestimarlas. Para muchos, se han convertido en una parte esencial de su vida cotidiana.

Nos permiten seguir en contacto con viejos amigos. También, puede servir como nuestra plataforma principal para organizar fiestas o anunciar un importante evento en nuestra vida (“nos casamos”, “vamos a ser padres”, “nos mudamos a otra ciudad”...)

Las redes sociales juegan un papel positivo ayudándonos a mantener un vida social rica y variada, y el abundante número de usuarios lo demuestra; se planifica que para el año 2020 cerca de tres mil millones de personas en el mundo usarán algún tipo de red social.

Sin embargo, existen ciertos inconvenientes cuando las redes sociales se usan de manera inadecuada o en exceso. En los últimos años, varios informes han señalado que el uso excesivo o inadecuado de las redes sociales puede tener un impacto negativo en el autoestima y la salud mental, especialmente entre los más jóvenes.

¿Cómo pueden afectar las redes sociales a nuestra salud mental?

Como hemos mencionado anteriormente, existen muchas ventajas en el uso de las redes sociales. Ayudan a mantener una buena relación con los amigos, compartir noticias, organizar actividades, y ofrecen una manera instantánea de comunicación.

¿Cuándo se convierten las redes sociales en un peligro para nuestra salud?

Adicción

Cuanto más se convierte el uso de las redes sociales en un elemento básico de nuestra rutina diaria, más podemos llegar a depender de ellas emocional y psicológicamente. Una investigación que se llevó a cabo sobre la adicción de las redes sociales concluyó que revisar los mensajes o Twittear puede ser más adictivo que fumar o beber alcohol.

Si las redes sociales se usan con moderación es poco probable que causen problemas; pero cuando su uso comienza a ser una distracción o un impedimento para nuestra vida diaria entonces puede que se esté desarrollando un problema.  La adicción a las redes sociales puede tener un impacto negativo en nuestras relaciones diarias, nuestro sueño, o los resultados en los estudios o trabajo.

¿Qué hace que las redes sociales sean adictivas?

  1. Son muy fáciles de acceder. Ahora podemos usar las redes sociales desde cualquier dispositivo: ordenador, móvil o tablet.
  2. Provocan una satisfacción instantánea. Las redes sociales ofrecen una solución sencilla al aburrimiento.
  3. El miedo a perderse algo, FOMO (Fear of Missing Out) La posibilidad de perderse una actualización de un amigo o famoso puede hacer que revisemos las redes sociales cada vez que tenemos la oportunidad.

Entrar en el hábito de revisar las redes sociales de manera constante puede llevar a un comportamiento impulsivo. Lo que puede provocar que nunca lleguemos realmente a desconectar o relajarnos.

Comparación

Las redes sociales ofrecen la posibilidad de compartir fragmentos de nuestra vida, al mismo tiempo que nos mantenemos informados de las de otros. Sin embargo, estar en constante contacto con las vidas de otras personas puede llevar a una comparación crítica.

Una constante exposición a imágenes que son cuidadosamente seleccionadas puede hacer que otros usuarios sean más críticos con ellos mismo. Mientras que este tipo de imágenes pueden inspirar a algunas personas, pueden también hacer que los usuarios se sientan insatisfechos con su vida.

Soledad

Las redes sociales permiten conectar gente de todo el mundo. Pueden ofrecer ayuda a algunos usuarios pero es también posible que las redes sociales lleven a sentimientos de soledad. Un estudio realizado recientemente ha sugerido que cuanto más frecuentemente una persona visita su perfiles sociales mayores son las posibilidades de sentirse socialmente aislado.

Sin embargo, al igual que ocurre con muchos estudios que exploran los efectos de las redes sociales sobre la salud mental, es difícil de determinar el origen de la causa. Es posible que las personas que ya se sienten aisladas recurran a las redes sociales en busca de un sentimiento de conexión.

Cyberbullying

Un aspecto especialmente problemático de las redes sociales es el Cyberbullying. El 70 por ciento de los jóvenes y el 40 por ciento de los adultos afirman haber experimentado algún tipo de acoso online.  Según un informe de la Organización Mundial de la Salud, España es uno de los países donde más ciberacoso sufren los menores.

Las redes sociales más populares tienen políticas activas para impedir el acosos o la intimidación. Puedes leer más sobre sus políticas aquí: Facebook, Twitter, Instagram, Snapchat and YouTube.

Además, los usuarios tienen la posibilidad de bloquear a gente en concreto. Esta función impide normalmente que la persona bloqueada le envíe mensajes y acceda a su perfil. También es posible denunciar contenido ofensivo a los administradores del sitio, quienes revisarán el contenido y tomarán medidas cuando lo consideren apropiado.

Ansiedad y Depresión

Un estudio ha llegado a la conclusión de que el uso de múltiples redes sociales aumenta las posibilidades de que los usuarios desarrollen ansiedad o depresión.

Cuando las personas comienzan a compararse con lo que están viendo en las redes sociales, puede llevar a intentar alcanzar falsas expectativas. Esto puede impactar en la salud mental de diferentes maneras:

  • aumento los niveles de auto-duda
  • inseguridad en nuestro cuerpo
  • ansiedad
  • Y reducción de la auto-estima

Aquellos que ya están atravesando problemas de ansiedad pueden sufrir un empeoramiento con el uso de las redes sociales.

Usar las redes sociales de manera correcta

Usar las redes sociales puede, y debería, ser una experiencia agradable pero, como ya hemos mencionado, es vital encontrar el equilibrio entre tu vida diaria y tu vida online.

Estas cinco medidas te ayudarán a mantener las redes sociales bajo control

  1. Puede ser una buena idea alejarse de manera regular de las redes sociales. Puede ser de ayuda programar un tiempo al día para hacer esto.

Es fundamental alejarse del ordenador o del móvil una hora antes de irse a dormir. Reducir la exposición a esa hora te ayudará a conciliar el sueño más rápido y de manera más profunda.

También puede ser útil tomarse un descanso de las redes sociales durante el fin de semana para que consigamos desconectar completamente.

  1. Mantener la perspectiva. Es importante recordar que el contenido que de la redes sociales puede ser manipulado antes de ser compartido. Lo que ves puede no ser necesariamente una representación de lo que realmente ha pasado. El mundo online puede distorsionar la realidad y hacer que los usuarios sientan que no son lo suficientemente buenos o que se están perdiendo algo si no consultan constantemente las redes.
  2. El equilibrio es la clave. El uso de las redes sociales debe compaginarse con las actividades de tu vida diaria, y no sustituirlas.
  3. Establece un tiempo de uso. El usuario medio de internet dice pasar más de dos horas al día en las redes sociales; además se ha sugerido que los más jóvenes pasan cerca de la impactante cifra de nueve horas al día.
  1. Realiza ejercicio físico. Practicar ejercicio es una excelente y saludable manera de establecer un equilibrio con tu vida online.

Los efectos positivos de las redes sociales en la salud mental.

Aunque las redes sociales pueden en algunos casos tener un efecto negativo en la salud mental, es importante señalar que también pueden tener un gran beneficio sobre nuestro bienestar mental (cuando se usan de manera adecuada).

Algunas personas acuden a las redes sociales en busca de apoyo emocional cuando lo necesitan. Pueden ofrecer un valioso acceso a comunidades donde se hablan (quizá de manera más abierta que en persona) sobre ciertos temas. Esto permite a la gente compartir sus experiencia y estar conectados con personas que piensan de la misma manera.

Las redes sociales tienen una amplia difusión, lo que puede utilizarse para mejorar el conocimiento sobre ciertos problemas de salud mental y otros problemas de salud. Ofrecer una plataforma para compartir experiencias con gente que está atravesando los mismos problemas puede ayudar a muchas personas a no sentirse solas.

Prevenir el mal uso

Es muy importante establecer procedimientos para evitar el cyberbullying. Existen muchas voces que reclaman a las plataformas sociales que tomen más medidas para proteger a sus usuarios.

Las sugerencias incluyen:

  • Mensajes de advertencia para las personas que las usan en exceso.
  • Informar sobre las fotos o imágenes que han sido mejoradas digitalmente.
  • Ofrecer información accesible sobre las ayudas en la salud mental.

¿Están afectando las redes sociales a tu salud mental?

Puede ser complicado juzgar en qué punto el uso de las redes sociales comienza a afectar tu salud mental.

Algunas de las posibles señales que indican que tu uso de la redes sociales están comenzando a impactar negativamente tu salud mental son:

  • La necesidad de compartir online todo lo que haces.
  • Tener una baja auto-estima.
  • La necesidad de mirar tus perfiles sociales continuamente a lo largo del día.
  • No disfrutar otras actividades que no sean online.