120,75 €

Muchos hombres que sufren de hiperplasia benigna de la próstata, un agrandamiento no cancerígeno de la próstata, padecen también de disfunción eréctil. Aunque son dos problemas de salud diferentes, la presencia de hiperplasia benigna de la próstata incrementa el riesgo de desarrollar síntomas de impotencia.

Por suerte para los hombres que han sido diagnosticados con estos dos problemas de salud, el tadalafil, el principio activo de Cialis, se prescribe también como tratamiento para la HBP. Por lo tanto aquellos que están están comprando Cialis de manera regular pueden superar los síntomas del disfunción eréctil al mismo tiempo que alivian los síntomas del agrandamiento de la próstata.

Cialis puede ser la mejor opción si tiene Hiperplasia Benigna de la Próstata


Cialis está fabricado por los laboratorios Lilly, y fue originalmente lanzado en el año 2002 con la intención de ser, únicamente, usado como tratamiento para la Disfunción Eréctil.  Sin embargo, siguiendo estudios posteriores, Cialis obtuvo la certificación para ser usado como tratamiento para la hiperplasia benigna de la próstata (HBP).

Qué es la Hiperplasia Benigna de la Próstata

La hiperplasia benigna de la próstata es una enfermedad diagnosticada, normalmente, en hombres mayores; en la cual la glándula de la próstata es más grande de lo que debería ser.
La glándula agrandada bloquea el tracto urinario, causando síntomas como la necesidad frecuente de orinar, dificultad para pasar la orina y problemas para vaciar la vejiga por completo. 
La enfermedad se da mayoritariamente en hombres mayores de 50 años y no suele ser una enfermedad peligrosa, pero sí que requiere tratamiento. 
La HBP es la causa más común de los síntomas de un tracto urinario bajo en los hombres. Esta enfermedad ocurre debido a un incremento en el número de células prostáticas. No está clara la razón por la que esto ocurre. 
Sin embargo, los científicos creen que el problema está ligado a los cambios hormonales que los hombres experimentan al hacerse mayores.

Tratamiento y Control de la HPB

No todos los hombres diagnosticados con hiperplasia benigna de la próstata necesitan tratamiento. 
Existen ciertos cambios en el estilo de vida que pueden tener un impacto positivo en los síntomas.
Estos pueden incluir reducir el consumo de alcohol y cafeína, comenzar a hacer ejercicio de manera regular y no beber líquidos antes de irse a la cama.
Los hombres con casos HBP de intensidad media y severa pueden requerir medicación además de adoptar los hábitos de estilo de vida anteriores. 
Es difícil convivir con los síntomas de la HBP y pueden llegar a reducir la calidad de vida de las personas que los experimentan. Esto es especialmente significativo, si la enfermedad afecta a los patrones de sueño de una persona.

Permanecer atento a los síntomas de la HBP

Según la página oficial de Cialis, alrededor del 50 por ciento de los hombres con disfunción eréctil también sufren de síntomas de hiperplasia benigna de la próstata. Dichos síntomas pueden incluir la necesidad urgente de orinar, una mayor frecuencia, o la interrupción del chorro durante la micción, un chorro debilitado, necesidad de realizar esfuerzos para poder orinar, y dificultad para vaciar la vejiga.

Si piensa que está experimentando ambos problemas de salud: disfunción eréctil e hiperplasia benigna de la próstata, consulte con su médico o especialista sobre la posibilidad de tratar estos síntomas con Cialis.

Cialis y HBP

Hasta hace poco, los tratamientos para la HBP se limitaban a los alfa-bloqueantes y a los inhibidores de la 5α-reductasa. Sin embargo, en el año 2011 la dosis de Cialis 5mg también fue concedida la autorización de comercialización para su clasificación como un tratamiento de la HBP. Esto significa que el tadalafilo se puede prescribir a los pacientes que se presentan con signos y síntomas de la hiperplasia benigna de próstata

El uso de Cialis para ambos problemas de salud obtuvo la aprobación de la Agencia de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos

Como reconocimiento a la utilidad de este tratamiento para ambos problemas de salud la Agencia de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos FDA aprobó oficialmente en el 2011 el uso de Cialis para el tratamiento de los hombres con disfunción eréctil e hiperplasia benigna de la próstata.

Los síntomas urinarios que afectan a los hombres con HBP pueden en último lugar alterar calidad de vida. La próstata agrandada incrementa la presión sobre la vejiga, lo que pude provocar síntomas de una vejiga hiperactiva como la necesidad frecuente de vaciar la vejiga o incontinencia urinaria.

¿Cómo actúa Cialis para tratar la Hiperplasia Benigna de la Próstata?

El mecanismo de actuación del tadalafilo para reducir el tamaño de la próstata no está totalmente claro. Sin embargo, se ha descubierto que el inhibidor de la PDE5 relaja el suministro vascular a la próstata y la vejiga, que a su vez reduce la cantidad de sangre enviada a la zona.
Las células prostáticas reciben menos sangre y se piensa que ésta es la razón de la reducción de los síntomas de la HPB.

Página revisada por última vez:  23/11/2018