Algunos científicos creen que es posible desarrollar problemas de erección a través de un consumo excesivo de pornografía de manera regular.

Sin embargo, no hay consenso sobre esta teoría consenso y otros expertos consideran que no existe un vínculo significativo entre la impotencia y la pornografía.

En este artículo presentaremos las diversas investigaciones que se están llevando a cabo sobre este tema y ofreceremos algunos consejos si la pornografía está teniendo algún un impacto negativo en su vida sexual.

¿Qué es la impotencia inducida por la pornografía?

Los trastornos de la disfunción eréctil pueden ser el resultado de múltiples causas, físicas y psicológicas, y resultar en la imposibilidad de alcanzar y mantener una erección suficiente para tener relaciones sexuales con normalidad.

Dependiendo de la causa de la disfunción eréctil, existen diferentes formas de tratamiento. Un cambio en ciertos hábitos de estilo de vida (como el ejercicio físico o la dieta o la prescripción de medicamentos como Viagra  o Cialis son opciones que pueden ser efectivas.

Los casos no tratados y persistentes de los trastornos sexual pueden conducir a la pérdida de la intimidad con la pareja e incluso llevar a la depresión.

La disfunción eréctil causada por la pornografía excesiva se puede definir de la siguiente manera: cuando un hombre sufre de trastornos de impotencia porque es adictivo a la pornografía y la usa de manera constante para masturbarse.

¿Puede la pornografía realmente causar impotencia?

La teoría de que el consumo excesivo de pornografía puede causar disfunción eréctil es relativamente nueva. Sin embargo, es particularmente popular en círculos científicos, así como en los medios.

Algunos expertos han citado que existe una tendencia en los últimos 10 a 15 años, durante los cuales el número de hombres menores de 40 años que toman tratamientos para la disfunción eréctil ha aumentado, en paralelo con la explosión de acceso a la pornografía en Internet.

Un estudio de 2016 publicado en Behavioral Siences desarrolla el siguiente argumento:

"los factores tradicionales que permitieron un su tiempo describir los problemas sexuales de los hombres parecen ser insuficientes en la actualidad para explicar el aumento repentino de la disfunción eréctil y de la eyaculación precoz, menor satisfacción sexual y trastornos de la libido en hombres menores de 40 años ".

Este estudio cita varias investigaciones para apoyar su argumento:

Un análisis semántico de las conversaciones sobre la impotencia en los foros de salud y la frecuencia del término "pornografía"

Un estudio sobre los jóvenes, en el uso de la pornografía que mostró una frecuencia en el 16% de los encuestados que ven regularmente porno con un deseo sexual disminuido, en comparación con aquellos que no ven la pornografía y de los cuales 0% entre ellos no experimentaron estos trastornos del libido

Y un estudio de hombres que buscan tratamiento para la adicción al sexo, el 71% de ellos con frecuencia mira la pornografía y se queja de disfunción eréctil

En 2011, especialistas italianos llevaron a cabo un estudio sobre la pornografía entre hombres jóvenes e insistieron en el fenómeno llamado "anorexia sexual". El consumo excesivo de pornografía a una edad temprana puede llevar a un "divorcio" entre el deseo sexual y la vida real. Sin embargo, al abstenerse de mirar pornografía, este fenómeno es reversible.

Sin embargo, un estudio de 2015, consenso en el mundo científico publicado por Sexual Medicine, ofrece un argumento alternativo y sugiere que el vínculo entre la disfunción eréctil y el consumo de pornografía no es tan obvio. Por lo tanto, sugiere que ver películas pornográficas "no altera e incluso puede mejorar el deseo sexual con su pareja".

¿Afecta la pornografía al cerebro?

La teoría de la impotencia inducida por la pornografía excesiva se describe en el foro Your Brain on Porn (en inglés).

Se describe que una adicción a la pornografía puede tener un impacto negativo en la psicología masculina que condiciona la relación con el sexo. Los hombres involucrados pueden disociar el sexo de la vida real porque ya no pueden estar satisfechos con lo que se han acostumbrado desde el punto de vista de la fantasía.

Este foro también describe la desensibilización que causa la pornografía con respecto a los estímulos sexuales del cerebro. La dopamina y los opioides, liberados por el circuito de recompensa en el cerebro, juegan un papel clave en los impulsos nerviosos responsables de la erección. La desensibilización de los estímulos sexuales causa una caída en la actividad de la dopamina y los opioides. Por lo tanto, es más difícil tener una erección normal.

¿Cómo detener la dependencia de la pornografía que provoca problemas de erección?

Los expertos en el campo generalmente argumentan que detener el consumo excesivo de pornografía es la mejor solución para tratar la impotencia inducida por la pornografía. Este proceso a menudo se conoce como "reinicio" o "reacondicionamiento".

Esto no necesariamente significa que debemos detener toda la masturbación, pero debemos evitar mirar la pornografía con el propósito de la estimulación sexual.

Los estudios que se centran en cómo resolver este problema han puesto de relieve que lleva entre unas semanas y unos meses dejar de sufrir impotencia inducida por la pornografía excesiva. Todo depende de la persona y del grado de consumo de pornografía.

Los hombres que experimentan problemas ocasionales o persistentes con su libido y erecciones, deben hablar con su médico o consultar con un especialista en sexualidad.

 

Página revisada por última vez:  12/09/2018