Tener una función eréctil saludable es muy importante para los hombres. Hace muchos años se llegó a pensar que los problemas de erección estaban exclusivamente relacionados con problemas psicológicos. Por suerte, la ciencia ha desbancado por completo esa idea. Por supuesto que la mente juega un papel fundamental, pero en muchas ocasiones los problemas de erección involucran algo más.

Determinar la causa de los problemas de erección puede llevar un tiempo y quizás una visita al médico. En algunos casos es muy simple de reconocer y solucionar. Otros casos pueden no ser tan simples.

La buena noticia es que con los avances en el campo de la medicina y la ciencia, ahora se pueden determinar la mayoría de las causas y además existen diversos tratamientos muy efectivos.

La disfunción eréctil no es un problema nuevo, y los hombres la han padecido desde siempre. Pero por suerte no vivimos en los tiempo en los que los hombres tenían que tomar una poción o llevar un amuleto. Lo más seguro es que comprar Viagra, Cialis, Levitra o Spedra solucione el problema.

El primer paso para mejorar los problemas de erección es identificar el problema. A continuación le mostramos 4 de las causas más comunes de la disfunción eréctil.

Razón 1: Ansiedad por el desempeño sexual

La incapacidad por alcanzar o mantener una erección puede causar estragos en la mente. Tanto es así, que si pasa una sola vez puede hacer que nos preguntemos si volverá a ocurrir, lo que pone al hombre bajo una gran presión durante la experiencia sexual. Esto hace que sea muy difícil alcanzar una erección.

Si un incidente activa otro, puede convertirse en la pescadilla que se muerde la cola. Cada vez que vayamos a comenzar una relación sexual, o incluso se sugiera, puedes llegar a sentir miedo por no ser capaz de rendir como te gustaría, o estás acostumbrado. Y cada vez que esto pasa, la presión se vuelve más grande.

Hablar con tu pareja puede ayudar. Comprender que los problemas de erección ocurren a la mayoría de los hombres en alguna ocasión puede ayudar también. Pero el apoyo de la pareja puede funcionar muy bien para aliviar el estrés de la ansiedad por el desempeño sexual.

Comprar Cialis

Razón 2: Problemas de pareja

En lado opuesto se encuentran los problemas de pareja. Si no tienes el apoyo de tu pareja, entonces se crea el clima perfecto para que los problemas de erección ocurran. Incluso estos problemas pueden ser la causa de la disfunción eréctil.

Aunque una relación de pareja poco saludable no necesariamente la causa física de la pérdida de la capacidad para tener una erección, puede jugar un papel importante.

Para que se produzca una erección, primero tiene que haber una estimulación en la mente o en alguno de los sentidos. La estimulación supone la activación, y causa una serie de reacciones que acaban produciendo una erección.

Cuando el cerebro procesa la estimulación, envía una señal a la columna. Desde ahí, la señal viaja hacia abajo hasta alcanzar un grupo especial de nervios que suministran al pene. Es un proceso muy complejo, y todo comienza con la estimulación, la cual podría no ocurrir si estamos en una relación de pareja en la que no existe la compresión o están presente otros problemas.

Razón 3: Abuso de sustancias y otros excesos.

Una causa más directa de los problemas de erección es el abuso de ciertas sustancias. Esto puede significar varias cosas. Si añades químicos o sustancias a tu cuerpo que no le pertenecen, y no tienen beneficio, el resultado puede ser problemas para mantener una erección.

El tabaco es una de esas posibles causas. El tabaco puede causar numerosos problemas, además del obvio daño a los pulmones. Las enfermedades cardiovasculares están vinculadas al consumo del tabaco, al igual que la disfunción eréctil. El suministro de sangre al pene es lo que provoca una erección, por lo que una pobre salud cardiovascular puede hacer que ocurra lo contrario.

Las drogas ilegales pueden causar numerosos problemas de salud, y problemas de erección. Pero, al mismo tiempo otros medicamentos con receta médica que son perfectamente seguros también pueden afectar la función eréctil.

Los medicamentos que pueden ayudar a regular la hipertensión, ciertos antidepresivos, relajantes musculares, y algunos antihistamínicos están relacionados con la dificultad de alcanzar una erección.

En esta lista también se encuentra el alcohol. Este entra dentro de la categoría de “quizás”, porque no es malo para todo el mundo. Una o dos bebidas no suele pasar nada. Pueden ayudar a relajarte, e incluso animarte. Pero beber en exceso puede tener el efecto contrario en algunos hombres.

Razón 4: Otras enfermedades

Una de las principales causas de la disfunción eréctil es la presencia de una condición médica. Puede ser de varios tipos desde una enfermedad hasta una lesión, o ambas empeorando así el problema.

Cualquier lesión en la columna, especialmente en la parte baja de la espalda donde se encuentran los nervios que suministran al pene, tiene la posibilidad de alterar la función eréctil. Una lesión en el pene, los nervios o los vasos sanguíneos que suministran al pene puede tener también un efecto directo. Incluso montar en bicicleta largos períodos, especialmente con un sillín poco apropiado puede dañar los nervios. Montar en bicicleta es una actividad cardiovascular saludable. Simplemente obtén un sillín apropiado y tómatelo con calma si pones muchas presión sobre esos nervios en distancias largas.

El colesterol alto es otro problema. Probablemente ya seas consciente de que los depósitos en los vasos sanguíneos pueden restringir un flujo de sangre saludable a través del cuerpo. Los vasos sanguíneos en el pene y alrededor de este no son inmunes a estos depósitos, y el resultado puede ser dramático. Es necesario que mucha cantidad de sangre fluya libremente al pene para que se produzca una erección; si existen depósitos en los vasos sanguíneos, puede ser que no recibas suficiente flujo de sangre donde lo necesitas.

La diabetes puede también dañar los vasos sanguíneos y los nervios. La impotencia es normalmente una preocupación para los hombres con diabetes. Muchos hombres no son consciente que el mismo daño puede ocurrir en los pies o en otras partes del cuerpo puede pasar también en los nervios y vasos sanguíneos en el pene.

Ciertas cirugías pueden dañar también el delicado proceso de una erección. Si has sido operado de la columna o la próstata, los nervios pueden verse afectados. Por otro lado la cirugía puede también aliviar los problemas de erección en ciertos casos. Ésta es una solución extrema, pero en los casos donde la medicación no funciona puede ser una solución.

Una función eréctil saludable, forma parte de una vida sana. Experimentar problemas de erección puede ser una señal de que existe algún problema, pero esto no significa que no puedas solucionar los problemas de erección hasta que soluciones otras enfermedades.

Los medicamentos con receta como Viagra, Cialis, Levitra o Spedra, que son conocidos como inhibidores de la PDE5 son una solución segura y efectiva. Muchos hombres experimentan una gran mejora después de una sola dosis. Debe tener en cuenta que los hombres que toman nitratos para el dolor en el pecho no deben tomar ningún inhibidor de la PDE5. Hable con su médico si tiene cualquier duda.

 

 

 

Página revisada por última vez:  11/09/2018