Puede ser una experiencia desconcertante experimentar síntomas de disfunción eréctil, especialmente si se goza de un buen estado de salud y no se han tenido síntomas con anterioridad.

Pero lo cierto es que es bastante común experimentar Disfunción Eréctil ocasional. La mayoría de los hombres tendrán algún tipo de problema durante el sexo, al menos una vez en su vida.

¿En qué se diferencia la Disfunción Eréctil ocasional de la crónica?

Lo que diferencia la “Disfunción Eréctil Ocasional” de los casos más persistentes es, en la mayoría de las ocasiones, la causa del problema.

Una persona con disfunción eréctil crónica puede tener una enfermedad no diagnosticada que desconoce, o estar experimentando problemas psicológicos prolongados que no le permiten rendir sexualmente. Tratamientos para los casos crónicos pueden ser resueltos mediante la prescripción de tratamientos como Spedra o Levitra.

Pero la disfunción eréctil ocasional puede ser más difícil de predecir, y su causa podría no estar relacionada con problemas cardiovasculares. Un hombre con este tipo de disfunción sexual podría solo notar los síntomas una vez cada dos semanas, una vez al mes, o incluso menos.

Aunque puede parecer un problema poco serio, puede llegar a ser muy frustrante cuando ocurre.

 

¿Qué debo hacer ante la Impotencia Ocasional?

La buena noticia es que, si solo tienes Disfunción Eréctil ocasional, probablemente puedas superar los síntomas sin necesidad de tomar medicación.

Algunos hombres que experimentan el problemas de manera intermitente prefieren tener una caja a mano de algún tratamiento como Viagra, para ayudarles en la noches difíciles.

Pero, según un estudio realizado,  la desventaja de usar tratamientos para disfunción eréctil de manera recreacional es que puede tener efectos negativos sobre la confianza, y crear una dependencia psicológica de estos medicamentos.  

WebMD dice que es normal experimentar disfunción eréctil en un 20 por ciento de las ocasiones, y que estos caso no necesitan atención médica.

Pero incluso en esos casos donde el problema solo surge de manera espontánea, existen diversas medidas, sin de tomar medicación,  que se pueden seguir para mejorar las erecciones, y reducir las posibilidades de afrontar el problema.

Determinar la posible causa

Piensa en todas las veces que has tenido problemas de erección y si existe algún patrón común entre todos los episodios.

Puede que hayas comido algo o de una forma en concreto, o que hayas hecho algún tipo de actividad antes del coito.

En ocasiones, mejorar las erecciones es tan sencillo como evitar determinados factores que provocan el problema.

Algunas de la causas habituales que se pueden prevenir incluyen fumar y consumir alcohol, comer en abundancia antes de tener relaciones, y estar cansado.

Limitar el consumo de alcohol, dejar de fumar y comer en cantidades moderadas antes de tener sexo puede ayudar, al igual que dormir y descansar lo suficiente.

Un factor que casi nadie considera es que la disfunción eréctil ocasional puede ocurrir cuando se tiene mucho sexo.

Por ejemplo se puede tener problemas de erección si tiene sexo a diario sin ningún día de descanso. Recuerda que es importante dar descanso al cuerpo entre sesiones.

Los factores psicológicos pueden también jugar un papel importante en la Disfunción Eréctil ocasional.

Es perfectamente normal sentirse intimidado por una nueva experiencia sexual. Por ejemplo, Si tu pareja y tu estais probando algo nuevo, la falta de experiencia en esa práctica en particular puede causar sentimientos de nerviosismo, y provocar problemas de erección.

Lo más importante en esos caso es recordar que si algo es nuevo para ti, hablarlo de antemano con tu pareja puede ayudar a calmar los nervios.

Cuando ir al Médico

Es importante buscar tratamiento si piensas que los síntomas de la Disfunción Eréctil han llegado a un punto donde están creando un problema.

Si no se trata, la impotencia puede tener un efecto dañino en un relación de pareja, y cuanto más tiempo lo dejes más grande se convertirá el problema.

Tu médico será capaz de descartar cualquier tipo de enfermedad que pudiera estar creando una interrupción del flujo de sangre, y causando el problema.

Es común bastante común para muchos hombres atravesar “baches” donde la erección no se produce con facilidad, y tomar medicamentos como Cialis de manera temporal puede ayudar a superar esas fases.

Lo peor que puedes hacer es guardártelo para ti y no hablar del problema; si piensas que la Disfunción Eréctil se ha convertido en un problema en tu vida debes hablarlo con tu pareja.

Lo más importante es recordar que en última instancia tú eres quien debe juzgar si la disfunción eréctil está pasando con la suficiente frecuencia como para buscar tratamiento. 

Comprar tu tratamiento para la Disfunción Eréctil

Página revisada por última vez:  02/03/2017