• Parte I – En el corazón

Las erecciones en los hombres tiene una larga historia que, sin duda, se remonta al primer pene humano. Pero, qué es lo que causó que se produjera la primera erección humana será siempre uno de los misterios que se llevó el tiempo.

Lo que sí que sabemos es que los intentos por alcanzar y mantener una erección aparecen en los primeros registros de la humanidad que se conservan. Desde ungüentos a elixires, pasando por terapias de electroshock e implantes, todos los intentos mostraron en el mejor de los casos leves mejores, aunque la mayoría acabaron en terribles fallos. No hay que esforzarse en imaginar lo que los “implantes” y “electroshock” suponían en los hombres.  

Puede comprar Viagra online desde nuestra farmacia registrada. Todos los pedidos se envían de manera gratuita por mensajería en un discreto paquete, y con entrega en un solo día laborable. 

A finales de la década de los 80, los científicos de Pfizer Doctores David Brown y Nicholas Terrett estaban trabajando con compuestos químicos de clase pirazolopirimidinona, los cuales habían mostrado unos resultados iniciales prometedores en la dilatación de vasos sanguíneos y que esperan que tuvieran un efecto satisfactorio en el tratamiento de la hipertensión y la angina de pecho (un síntoma de una enfermedad cardíaca causada por la falta de flujo de sangre al corazón).

Terrett es a menudo conocido como el Padre de la Viagra y aunque su nombre está en la patente Británica de 1991 del Sildenafilo como medicación para el corazón, el propio Terrett mantiene que fueron su compañeros en Pfizer Peter Dunn y Albert Wood quienes pusieron todos los componentes juntos para sintetizar el medicamento conocido como Citrato de Sildenafilo, o para el usuario a pie: “Viagra”.

Una de las razones por las que existe esta confusión sobre a quién atribuir el crédito de la invención de Viagra es que los empleados de Pfizer tienen prohibido hablar sobre la involucración que tienen en el desarrollo de nuevos medicamentos. Lo que es seguro es que aunque los nombres de Dunn y Wood están en la patente WOWO9849166A1, y la prensa mundial del momento les mencionaba como los inventores de Viagra, el crédito de la creación de la pastilla azul que ha ayudado a millones de hombres a disfrutar de nuevo de su vida sexual y ha salvado millones de relaciones pareja, debe ir a todos los hombres y mujeres que trabajaron duro en el descubrimiento.

  • Parte II – Siguiendo el flujo sanguíneo

En la  parte 1, hablamos de como un grupo de científicos en el Reino Unido investigaba sobre ciertos componentes para el tratamiento de la hipertensión y la angina de pecho. En aquellos momentos no eran conscientes de lo que tenían entre manos. Los primeros ensayos se llevaron a cabo en los laboratorios de Pfizer en Swansea (Reino Unido) bajo la dirección de Ian Osterloh. No es difícil de imaginar la cara de sorpresa que se les quedaría a los doctores, cuando descubrieron que la sangre fluía en los sujetos del estudio, no solo hacia el corazón sino también hacia otra parte del cuerpo. Pero sin duda, los rostros que más sorpresa debieron reflejar fueron los de los hombres que se habían prestado como sujetos del estudio y que veían como sus erecciones volvían a ser como las de sus mejores tiempos. La segunda fase del estudio mostró solo ligeros resultados en el tratamiento de la angina - y más resultados positivos sobre la función eréctil. Para los que quieran saber más sobre la parte científica, Viagra inhibe una enzima que regula el flujo de sangre que llega al pene, permitiendo que se produzca una erección.

 

Después de 21 ensayos clínicos involucrando más de 4500 hombres se confirma la efectividad y seguridad de Viagra como medicamento para tratar la disfunción eréctil. Entonces los laboratorios Pfizer solicitan a la agencia de salud de los Estados Unidos (FDA) la licencia para vender Viagra como medicamento para la impotencia, y esta es concedida en 1998. Fue la primera vez que la FDA aprobaba un tratamiento en pastillas para la disfunción eréctil. Un año después Viagra llenaba las estanterías de todas las farmacias y revolucionaba la vida en el dormitorios de millones de hombres y sus parejas, salvando muchas relaciones. Para el año 2000, el 92 por ciento de las ventas de medicamentos para la disfunción eréctil eran de Viagra y Pfizer recaudaba más de 100 millones de euros anuales en ventas. Veinte años más tarde, el nombre de Viagra se ha convertido en un símbolo de virilidad.

  • Parte III – Nuestra amiga Viagra

En las dos primeras partes, hemos aprendido como Viagra pasó de los laboratorios a nuestros corazones… bueno exactamente el corazón. Técnicamente: Viagra encuentra la manera de unirse al torrente sanguíneo del usuario y afecta a las enzimas que regulan el flujo de sangre que va hacia al pene. Viagra se ha convertido en un icono de nuestra cultura gracias a su efectividad en el tratamiento de la disfunción eréctil.

Aunque en España están prohibidos los anuncios de medicamentos con receta, en los Estados Unidos se han realizado muchas campañas de promoción y anuncios televisivos. Incluso el candidato a la presidencia de los Estados Unidos Bob Dole protagonizó un anuncio de Viagra en 1999.

Como hemos mencionado Viagra fue el primer medicamento para la disfunción eréctil, y durante los primeros años disfrutó de una cuota del mercado del 92% de todos los medicamentos que se vendían para los problemas de erección. Básicamente si alguien estaba hablando de una pastillas para la impotencia, podemos decir estando 100% seguros que se refería a Viagra. Sin embargo, en los siguientes años con la aparición de fuertes competidores como Cialis y Levitra, la cuota de mercado de Viagra se redujo al 50%. Además comenzaron a aparecer productos como “viagra natural” y demás remedios sin receta y tampoco sin eficacia contratada.

Sin embargo, será en el año 2020 cuando Viagra sufra su mayor reto, ya que su patente vence en los Estado Unidos. Después, al igual que ocurre en España, otros laboratorios podrán fabricar y comercializar Sildenafil (el principio activo de Viagra) para tratar la disfunción eréctil. Esto significa que solo Pfizer podrá seguir vendiendo “Viagra”, pero lo demás laboratorios podrán vender el genérico de Viagra bajo el nombre del principio activo: Sildenafil. A pesar de que el genérico tiene los mismo componentes y actúa de la misma manera que el de marca, muchos hombres prefieren seguir siendo fieles al medicamento original de marca y comprar Viagra y se espera que esto también suceda en los Estados Unidos. Sin embargo, otros muchos usuarios se pasarán al genérico por un tema económico.

 

 

 

Página revisada por última vez:  27/10/2017