54,15 €

En la mayoría de los casos en los que la clamidia es identificada y tratada pronto, la infección desaparecerá sin causar efectos duraderos.

Sin embargo, en los casos en los que la infección no es tratada, la clamidia tiene la capacidad de causar problemas de salud a largo plazo y complicaciones.

En las mujeres las complicaciones causadas por la clamidia pueden incluir:

Y en los hombres:

Enfermedad Pélvica Inflamatoria (EPI)

Ocurre en algunos casos cuando la infección de la clamidia viaja a los órganos reproductivos de una mujer, como el útero o los ovarios.

Los síntomas de la EPI son miy similares a los de la clamidia, e incluyen:

  • Dolor pélvico o abdominal
  • Dolor durante el sexo
  • Dolor al orinar
  • Secreción vaginal
  • Sangrado después del sexo
  • Sangrado entre periodos
  • Periodos abundantes o dolorosos

En algunos casos, puede causar fiebre, náusea y vómitos.

La enfermedad pélvica inflamatoria puede provocar problemas de salud graves, como dolor crónico, abscesos e infertilidad. También puede aumentar el riesgo de una mujer de tener un embarazo ectópico. Esto es cuando un embrión se adhiere a un área fuera del útero, como las trompas de Falopio, y en consecuencia no puede desarrollarse.

La condición suele ser medicada con antibióticos, pero puede requerir tratamiento de seguimiento en algunos casos.

La seguridad social estima que alrededor del 25 por ciento de los casos de EPI son el resultado de las ETS, incluida la clamidia.

También afirman que aproximadamente el 10 por ciento de las mujeres que tienen clamidia pero que no reciben tratamiento desarrollarán la EPI dentro de los 12 meses siguientes.

Clamidia durante el embarazo

Las mujeres embarazadas que tienen una infección de clamidia sin tratar tienen el riesgo de pasar la infección al bebé, lo que se puede manifestar en conjuntivitis y neumonía.

La infección puede causar también que la mujer experimente un parto prematuro, lo que puede poner en riesgo la salud del bebé.

La clamidia durante el embarazo es tratado habitualmente con antibióticos. Sin embargo, estos pueden ser diferentes que los que se recetan a mujeres no embarazadas, ya que algunos antibióticos no son adecuados durante el embarazo.

Inflamación testicular (epididimitis)

Esto puede ocurrir cuando la infección bacteriana viaja a los testículos y al epidídimo, que es una serie de pequeños tubos responsables del transporte de esperma. Este tipo de infección puede causar infertilidad si no se trata.

Los síntomas de la epididimitis incluyen:

  • Dolor y sensibilidad en los testículos.
  • Testículos inflamados debido a la acumulación de líquido.
  • y secreción del pene.

Existen diversas razones por las que se puede desarrollar la epididimitis; Las ETS como la clamidia es una de ellas. Los pacientes son normalmente tratados con un curso de antibióticos, y en algunos casos se pueden usar AINEs u otros analgésicos para aliviar el malestar.

Artritis reactiva

Esta condición puede afectar a las articulaciones, ojos o la uretra. Se caracteriza por el dolor, Se caracteriza por dolor, inflamación, hinchazón o rigidez, dependiendo de dónde esté presente.

  • síntomas de la conjuntivitis como ojos rojos o molestias
  • o dolor para orinar.

Aquellos afectados pueden notar también:

  • Malestar en la parte baja de la espalda y glúteos.
  • Fiebre
  • Pérdida de peso
  • Diarrea
  • y úlceras en la boca.

Ocurre en pacientes con clamidia, generalmente un mes después de que se contrae la infección, cuando el sistema inmunitario ataca por error el tejido sano en lugar de la infección en sí.

En muchos casos, la condición mejorará en unos pocos meses. Sin embargo, en algunos casos, la condición puede reaparecer después de infecciones posteriores.

El tratamiento apunta a reducir la severidad de los síntomas, y generalmente consiste en medicamentos antiinflamatorios.

Evitar las complicaciones

La única manera de asegurarse de que no desarrollas complicaciones con la clamidia es:

  • prevenir la infección en primer lugar, practicando sexo seguro.
  • hacerse pruebas de manera regular, si eres sexualmente activo/a.
  • y comenzar el tratamiento tan pronto como sea posible en el evento de que recibas un resultado positivo.

Puedes averiguar más sobre la clamidia en nuestra página de preguntas frecuentes.

Página revisada por última vez:  27/03/2019