75,15 €

Resumiendo, sí.

Pero en la mayoría de los casos, la gonorrea no tendrá efectos duraderos si se detecta pronto y se trata antes de que se desarrollen las complicaciones.

En esta página, vamos a ver algunas de las posibles complicaciones que pueden surgir si no se trata la infección.

En las mujeres, éstas incluyen:

En los hombres:

Y en hombres y mujeres:

Posibles complicaciones en mujeres:

Enfermedad pélvica inflamatoria (EPI)

Alrededor de un cuarto de los casos de enfermedad pélvica inflamatoria ocurren como consecuencia de la gonorrea o la clamidia.

En estos casos, La EPI es el resultado de la infección desplazándose al endometrio o las trompas de Falopio.

Los síntomas de la EPI incluyen: 

  • dolor en la parte baja del abdomen
  • secreciones
  • dispareunia (relaciones sexuales dolorosas)
  • sangrado entre menstruaciones o sangrado menstrual irregular
  • y fiebre

Sin embrago, para una mujer con EPI los síntomas no son siempre tan obvios.

La inflamación resultante puede crear cicatrices en las trompas de Falopio y causar:

  • dolor pélvico a largo plazo
  • embarazo ectópico (un embarazo en el cual el embrión se queda fuera del útero)
  • e infertilidad.

Por lo que identificar la enfermedad durante las primeras etapas y obtener tratamiento es crucial

Las pruebas se realizan con un hisopo y, por lo general, se usa una combinación de antibióticos para combatir la infección. En otros casos, es posible que una persona con EPI deba ser ingresada en el hospital para recibir tratamiento si tiene síntomas graves o si el riesgo de complicaciones adicionales es alto.

Infección de las glándulas de Skene y Bartholin.

Estas dos glándulas están involucradas en la secreción de fluidos vaginales. Cuando una infección se propaga a estas glándulas, puede hacer que se desarrollen abscesos, lo que produce dolor, secreción e inflamación.

Perihepatitis (síndrome de Fitz-Hugh-Curtis)

La perihepatitis es la inflamación de la cápsula del hígado (o la cápsula de Glisson, una capa fibrosa que rodea al hígado) y el peritoneo adyacente (revestimiento de la cavidad entre los órganos del abdomen).

Puede ocurrir cuando la infección bacteriana responsable de la EPI no se trata y viaja a estas áreas. Se caracteriza por dolor en la región abdominal superior derecha (o cuadrante).

Las pruebas de función hepática se usan para ayudar a identificar la condición, que nuevamente se trata típicamente con antibióticos.

Gonorrea durante el embarazo

La gonorrea puede causar serias complicaciones en las mujeres embarazad, incrementando el riesgo de aborto e infección del saco amniótico y fluido. Esto puede, a su vez, provocar una rotura prematura de membranas y un parto prematuro.

Una infección por gonorrea también se puede transmitir a un bebé recién nacido después del parto. Esto ocurre cuando el bebé entra en contacto con los fluidos vaginales secretados por la madre. En tales casos, es posible que un niño desarrolle una infección en el torrente sanguíneo, meningitis o incluso ceguera.

Por lo tanto, es absolutamente vital consultar a un médico o una clínica de salud sexual lo antes posible. Las pruebas y el tratamiento durante el embarazo generalmente se pueden administrar de una manera similar, pero es posible que se deba tener especial cuidado al administrar antibióticos para garantizar que sean adecuados.

Posibles complicaciones en hombres:

Epididimitis

Esta es la inflamación del epidídimo (el tubo que se encuentra detrás de cada testículo y recoge el esperma).

Los síntomas incluyen dolor testicular unilateral (dolor que solo se siente en un testículo) e hinchazón debido a la acumulación de líquido.

Aunque es poco frecuente, también es la complicación local más frecuente de la infección por gonorrea en los hombres con uretritis (la inflamación de la uretra).

Por lo general, se puede tratar con antibióticos y la hinchazón tardará en desaparecer alrededor de dos semanas en la mayoría de los casos. El dolor se puede aliviar tomando ibuprofeno y administrando una compresa fría en la ingle.

Prostatitis

En algunos casos raros, la gonorrea puede causar prostatitis también (una próstata inflamada). Es causada por una bacteria en el tracto urinario. Se produce más frecuentemente como resultado de una infección en el tracto urinario, pero puede ocurrir debido a una infección de transmisión sexual como la gonorrea.

Los síntomas pueden incluir:

  • dolor alrededor de los genitales
  • problemas al pasar la orina
  • o secreciones

Una vez más, los antibióticos son normalmente recetados para tratar la infección, pero si los síntomas son severos, puede ser requerido permanecer en el hospital ara ser tratado.

Posibles complicacioes en ambos hombres y mujeres:

Infección gonocócica diseminada (IGD)

La gonorrea puede también expandirse a otras áreas del cuerpo. Esto se conoce como infección gonocócica diseminada (IGD) y solo ocurre en 0,5-3% de los casos. Ejemplos de IGD pueden ser cuando la infección se extiende a las articulaciones, piel, corazón, o sangre.  

Dependiendo del área afectada, IGD puede causar síntomas como:

  • fiebre
  • Infección de la piel o abscesos.
  • o inflamación de las articulaciones (artritis)

Las áreas del cuerpo donde tiende a ser más frecuente son las rodillas y las manos. La IGD también puede provocar una infección e inflamación de las válvulas cardíacas y las cámaras del corazón, y muy raramente en los tejidos que rodean el cerebro y la médula espinal.

Hacerse las pruebas

Hacerse las pruebas es necesario, un tratamiento temprano reduce drásticamente el riesgo de desarrollar complicaciones.  

Si crees que has podido estar en contacto con una ETS, puede hacerte las pruebas en tu médico de cabera o clínicas sexuales locales.

Página revisada por última vez:  12/03/2019