La tricomoniasis vaginal se transmite principalmente mediante el sexo vaginal sin preservativo, por lo que la mejor maneta de evitarla es practicar sexo seguro.

Si una persona ha tenido en el pasado tricomoniasis vaginal y posteriormente fue tratada hasta eliminar la infección, no significa que en el futuro pueda volver a cogerla.

También puede interesate leer: ¿Cómo se diagnostica la tricomoniasis vaginal?

En esta página, examinaremos diferentes manera de reducir el riesgo de infección, incluyendo:

Usar un método anticonceptivo de barrera

Esto actúa deteniendo el esperma y los fluidos vaginales, los cuales pueden desarrollar el parásito de la tricomoniais vaginal, transmitiéndolo entre la pareja. Ejemplos incluyen: el preservativo masculino y femenino.

Aunque no son una garantía al 100%, lo anticonceptivos de barrera, reducen significativamente el riesgo de ETS cuando se aplican correctamente. Si estás usando un método de barrera, es importante seguir las indicaciones y aplicarlo de manera apropiada antes de usarlo para maximizar la efectividad.

Los condones y otros anticonceptivos de barrea pueden obtenerse de manera gratuita en clínicas sexuales. Además están a la venta en farmacias y supermer.cados.

Limpiar los juguetes eróticos

Idealmente, es mejor no compartir juguetes sexuales para minimizar el riesgo de contagiar Tricomoniasis Vaginal (u otra ETS). Pero existen ciertas medidas que puedes tomar para minimizar riesgos.

Una es limpiar los juguetes sexuales entre usos, para ayudar a eliminar cualquier residuo vaginal y prevenir cualquier transmisión de infecciones

Otra es cubrir el juguete con un condón, y reemplazarlo después de cada uso. Esto ayuda a eliminar el fluido vaginal, y reducir el riesgo de ETS.

No tener relaciones sexuales

Quizá la mejor manera de eliminar por completo el riesgo de contraer o pasar tricomoniasis vaginal es abstenerse de tener relaciones sexuales, si no estás seguro del estado de ETS de tu pareja sexual y no dispones de anticonceptivos de barrera.

Hacerse un Test de ETS de manera regular

Si eres sexualmente activo, hacerse pruebas de manera regular puede reducir el riesgo de pasar una infección a otra persona; y si tu pareja hace lo mismo, ayudará a prevenir que te pasen la infección a ti.

Para las personas que no están en una relación monógama y son sexualmente activos, es recomendable hacerse un test de tricomoniasis vaginal y otras ETS al menos una vez al año; o cuando hayas tenido sexo sin protección con persona de las que desconozcas su estado de ETS.

Página revisada por última vez:  07/06/2019