54,15 €

La vaginosis bacteriana, o VB, puede ser tratada con:

  • antibióticos en pastillas, como el metronidazol (bajo la marca Flagyl).
  • o antibióticos en gel o crema intravaginales, como metronidazol (Zidoval o Metrogel) o clindamacyn (Dalacin)

En la actualidad la primera línea de tratamiento para la vaginosis bacterianason las pastillas de metronidazol (400mg que se toman dos veces al día durante 5 a 7 días). Las directrices sugieren también que si existe un problema con tomarlo por este periodo de tiempo, entonces se puede prescribir una sola toma de 2g.

Cremas o geles tópicos pueden prescribirse si las pastillas están contraindicadas, si el paciente prefiere un tratamiento de uso tópico.

En esta página veremos:

¿Se necesita siempre tratamiento para la vaginosis bacterina?

No. Si una mujer tiene vaginosis bacteriana pero no tiene síntomas, y no está embarazada, entonces el tratamiento normalmente no es necesario.

A loos pacientes se les recomendará normalmente no agravar el problema usando antisépticos o champús al bañarse.  

Sin embargo, si una mujer que tiene vaginosis bacteriana presenta síntomas, o está embarazada se le recomendará normalmente seguir un tratamiento.

¿Por qué es importante tratar la vaginosis bacteriana en algunos caso?

En la mayoría de los casos la vaginosis bacteriana no es una condición seria si se controla de la manera adecuada. Sin embargo, en algunos casos raros puede causar problemas.

Existen evidencias que sugieren que si contraes vaginosis bacterina durante el embarazo puede causar complicaciones. Esto incluye un mayor riesgo de:

  • parto prematuro
  • aborto
  • rotura del saco amniótico
  • endometriosis después del parto

Si tienes síntomas de vaginosis bacteriana, debes visitar a tu médico. Además puedes comprar test de vaginosis bacteriana online; pero si estás embarazada, es necesario que visites a tu médico en persona.

Aunque el riesgo de desarrollar complicaciones es bajo, es importante tratarse para la vaginosis bacteriana para minimizar riesgos.

La vaginosis bacteriana puede también minimizar el riesgo de contraer una ETS, como la clamidia. Esto es debido a la alteración de los niveles de ácido que afectan el nivel de bacterias en la vagina, haciendo que se sea más proclive a la infección.

Aunque la conexión no está clara, la enfermedad inflamatoria pélvica también está relacionada con la VB. La EIP causa inflamación del tracto genital y es una afección grave que puede provocar infertilidad si no se trata correctamente. 

¿Qué antibióticos se usan para tratar la vaginosis bacteriana?

El metronidazol oral es el tratamiento antibiótico de primera línea actual para la vaginosis bacteriana. Este se prescribe como una dosis de 400 mg, tomada dos veces al día durante 5 a 7 días; pero también se puede administrar como una dosis única más alta de 2 g.

Las alternativas están disponibles. Si el paciente no responde bien al metronidazol oral o prefiere un tratamiento tópico, entonces se pueden recomendar versiones en crema intravaginal de metronidazol o clindamicina. El gel de metronidazol se aplica una vez al día en la vagina durante 5 días, mientras que la crema de clindamicina se aplica una vez al día durante 7 días.

Si están contraindicados, entonces tinidazol y clindamicina orales son otras opciones menos preferidas que podrían considerarse.

¿Cómo actúan los antibióticos para tratar la vaginosis bacteriana?

La vaginosis bacteriana es causada por un balance de bacterias "buenas" y "dañinas" en la vagina. Por ejemplo, los lactobacilos son un tipo de bacteria que es beneficiosa y ayuda a mantener otras bacterias dañinas en niveles manejables. Cuando se reduce la presencia de esta bacteria, los anaerobios pueden crecer en número, causando una infección por VB.

El metronidazol es un tipo de antibiótico que se dirige específicamente a las bacterias anaeróbicas. Rompe las paredes celulares de las bacterias que causan la infección y evita que produzcan el ADN que necesitan para sobrevivir.

La clindamicina funciona de forma ligeramente diferente y ataca a las bacterias responsables al evitar que genere proteínas autosostenidas. Una vez que ha hecho esto, la bacteria ya no puede reproducirse y muere.

¿Dónde puedo obtener mi tratamiento para la vaginosis vacterina?

En algunos casos tu farmacéutico podrá ofrecerte algunos tratamiento sin receta para reducir los síntomas asociados con la vaginosis bacteriana. Pero si esto no funciona, será necesario seguir un tratamiento con antibióticos.

Los antibióticos solo se venden con receta por los que necesitaras:

  • visitar a tu médico de cabecera
  • ir al ginecólogo
  • o seguir una consulta online

Antes de que le recetan antibióticos:

El doctor le preguntará sobre sus síntomas, o le hará un test de vaginosis bacteriana antes de recetar antibióticos. El test se puede hacer tomando una muestra o con orina.

Puede leer más sobre cómo comprar el tratamiento para la vaginosis bacteriana online

 

Página revisada por última vez:  29/05/2019