Cada persona es un mundo cuando hablamos de perder peso y ejercicio físico

Algunas personas encuentran difícil perder peso y fácil ganarlo. Para otras, por el contrario, es fácil perder peso pero difícil poner kilos.

El metabolismo varía de un individuo a otro, y raramente dos personas tienen el mismo; pero la rapidez o facilidad con la que ganas o pierdes peso puede en parte atribuirse al “tipo de cuerpo”.

En la década de 1940, el doctor William Herbert Sheldon desarrolló un sistema de categorización de tipos de cuerpo. Estas categorías (o somatotipos) estaban directamente relacionados con la personalidad de un individuo, y por lo tanto podían ser usadas para predecir el éxito de un individuo y su estatus social. Esta escuela fue llamada ”psicología constitucional”.

Naturalmente, la psicología constitucional no fue reconocida ni seguida por otros médicos investigadores, y con el tiempo cayó en el olvido; pero el sistema de somatotipos que desarrolló William Hervert se usa todavía para categorizar las diferentes tipos de cuerpos con respecto a la forma.

¿Qué tipo de cuerpo tengo?

Los tres tipos clásicos de cuerpo son:

  • Ectomorfo
  • Mesomorfo
  • Endomorfo

Es importante tener en cunta que la mayoría de personas tendrán características de más de un tipo de cuerpo, y raramente se encontrarán personas perfectamente definidas dentro de uno de estos tipos.

Aunque no existe una relación directa entre este tipo de cuerpos y la personalidad o el futuro estatus social, algunos expertos piensan que pueden ser usados (hasta cierto punto) para predecir cómo el cuerpo de una persona puede reaccionar a las diferentes dietas y tipos de ejercicio físico.

Ectomorfo

Este tipo de cuerpo tiende a ser:

  • delgado
  • área tener el pectoral plano /área del pecho
  • estrecho en los hombros
  • estrecho de cintura
  • metabolismo rápido
  • lento poniendo peso

Quizá un buen ejemplo de ectomorfo es un corredor de larga distancia. Estos correderos tienden a tener cuerpos estrechos, pequeñas articulaciones y músculos fibrosos.

Como puede imaginar, los ectomorfos no experimentan normalmente problemas para perder peso ya que en primer lugar encuentran difícil ganarlo.

Con el paso de los años, pueden ser más susceptibles a la osteoporosis y lesiones en los huesos debido a su delgada estructura ósea.

El ejercicio físico regular incluyendo entrenamiento con pesas puede ayudar a mantener los huesos sanso en esos caos, y a prevenir que los huesos se debiliten. Además de realizar ejercicio cardiovascular, el ectomorfo puede incrementar su fuerza centrándose en series cortas de intenso ejercicio combinado, lo que ayuda a desarrollar múltiples grupos musculares.

Mesomorfo

Los mesomorfos suelen tener el típico cuerpo atlético:

  • músculos duros y bien definidos
  • buena fuerza del core
  • cuerpos en forma de “V”
  • cintura estrecha
  • hombros anchos

Los mesomorfos están idealmente diseñados para ganar músculo y entrenar con pesas en el gimnasio. Su constitución atlética también los hace idóneos para la practica de varios deportes y, por lo general, almacenan grasa uniformemente en sus cuerpos.

Sin embargo, a pesar de que están idealmente posicionados para el entrenamiento con pesas, si el mesomorfo lleva un estilo de vida sedentario o una dieta alta en grasas o calorías, pueden aumentar de peso con bastante facilidad.

En estos caos, puede aumentar el riesgo de derrame cerebral y enfermedades del corazón.

Consecuentemente, el mesomorfo necesitará controlar su dieta y relailzar una mezcla de ejercicio cardiovascular y de pesas para mantenerse saludable.

Endomorfo

El endomorfo tendrá normalmente:

  • un tipo de cuerpo blando y redondeado con caderas anchas
  • una silueta curvilínea o en forma de "reloj de arena"a constitución más corta y robusta
  • articulaciones anchas
  • músculos menos definidos
  • un metabolismo más lento
  • una tendencia a ganar peso
  • dificultad para perder peso

El endomorfo es un tipo de cuerpo con una mayor tendencia a la obesidad. La tendencia a la hora de almacenar grasa de las mujeres y los hombres endomorfos es diferente, las mujeres tienden a almacenar más grasa en muslos y caderas; mientras que los hombres lo hacen en el abdomen.

Este patrón de distribución del peso hace que los hombres endomorfos con sobrepeso sean más susceptibles a los problemas de corazón (debido a que la grasa se almacena en el centro del cuerpo donde se encuentran los órganos vitales), y a ciertos tipos de cáncer y diabetes.

Para mantnerse saludables, se les recomienda a los endomorfos realizar ejericio cardivascular de manera regular (preferiblemente de bajo impacto como el ciclismo o la natación) y llevar una dieta equilibrada. Algunos expertos piensan que porciones más pequeñas pero con más frecuencia son también una buena opción para el endomorfo.

El entrenamiento con pesas está también recomendado, para alcanzar una buena salud muscular y porcentaje de grasa corporal; la buena noticia para los endomorfos es que podrán hacer esto sin la necesidad de un suplemento en proteínas.

Cambios con la edad

Es frecuente que nuestro tipo de cuerpo cambie con la edad. Una persona podría tener características de un ectomorfo en su 20s, pero desarrollar rasgos enmórficos con los añis.

Individualidades

Es conveniente recordar que normalmente una persona no estará representada por un solo somatipo. La mayoría de personas estarán entre dos o incluso los tres.

Esto significa que es importante determinar una dieta y un programa de ejercicios de manera individual.

Si estás intentando perder unos kilos, toma nora de cómo tu cuerpo reacciona a tus hábitos alimenticios. Por ejemplo, si tu metabolismo responde bien a comer poco y más a menudo este método permitirá perder peso de manera saludable.

Aquellos con sobrepeso en los que su salud esté en riesgo, y que tienen dificultades para perder peso pueden siempre hablar con su médico de cabecera para que les asesore y recete un tratamiento si fuese necesario.

Página revisada por última vez:  18/07/2018